/288P, un cometa binario en el cinturón de asteroides
288P, un cometa binario en el cinturón de asteroides

288P, un cometa binario en el cinturón de asteroides

El asteroide 2006 VW139 fue descubierto por los telescopios del proyecto Spacewatch en noviembre de 2006, y se le asignó oficialmente el número 300163. Sin embargo, en noviembre de 2011 el telescopio PS1 de la iniciativa Pan-STARRS detectó la eyección de gas y polvo por parte de este objeto, por lo que finalmente se le dio también la designación 288P, propia de un cometa periódico.

En septiembre de 2016, justo antes de que el 288P alcanzara su perihelio, el punto de su órbita más cercano al Sol, un equipo de astrónomos liderado por Jessica Agarwal, del Instituto Max Planck de Investigación del Sistema Solar, en Alemania, decidió observarlo usando el Telescopio Espacial Hubble (tanto Spacewatch como Pan-STARRS son programas de búsqueda de asteroides cercanos a la Tierra financiados por la NASA). Las imágenes que obtuvieron del asteroide/cometa, que forma parte del cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter, revelaron que no se trataba de un objeto único, sino de dos asteroides de masa y tamaño similar, orbitándose mutuamente a una distancia de 100 kilómetros. Este descubrimiento fue importante, ya que al orbitarse entre sí, puede determinarse la masa de ambos objetos con bastante precisión.

Las observaciones del Hubble también revelaron indicios inequívocos de actividad cometaria, al detectar la sublimación del hielo de agua presente en ambos asteroides debido al calentamiento por la luz solar; éste es el mismo proceso por el cual se crean las colas de los cometas al acercarse al Sol.

288P es el primer asteroide binario que también es clasificado como un cometa del cinturón principal, una categoría relativamente nueva que apenas cuenta con una docena de objetos conocidos. El primer cometa del cinturón principal en ser identificado como tal fue el 133P/Elst-Pizarro.

Varias características del 288P, como la amplia separación entre sus dos componentes, el tamaño similar de ambos, la excentricidad de su órbita y la actividad cometaria que muestra cerca de su perihelio, también lo convierten en un objeto único entre los asteroides binarios conocidos hasta ahora.

Agarwal, la autora principal del paper sobre el descubrimiento publicado en la revista Nature, considera que la actividad cometaria del 288P revela información importante sobre su pasado: “El hielo no puede haber sobrevivido en la superficie de un objeto del cinturón de asteroides desde la creación del Sistema Solar, pero puede haber permanecido protegido durante miles de millones de años bajo una capa de polvo refractario de apenas unos metros de espesor”. A partir de este detalle, el equipo liderado por la astrónoma ha concluido que el 288P existe como un sistema binario sólo desde hace unos 5000 años. “El escenario más probable para la formación del 288P fue una ruptura debida a la rápida rotación del objeto inicial. Luego, sus dos fragmentos se fueron alejando mutuamente debido al impulso ejercido por la sublimación y eyección de gas y polvo en cada uno de ellos”.

Dado que se conocen pocos objetos de este tipo, y el descubrimiento del 288P fue bastante fortuito, es probable que sea el único cometa binario conocido en el cinturón de asteroides por mucho tiempo; esto lo convierte en un sistema extremadamente importante para realizar observaciones a futuro. Comprender el origen y evolución de los cometas del cinturón principal -asteroides que orbitan entre Marte y Júpiter y que muestran actividad similar a la de un cometa- es un elemento crucial para comprender la formación y evolución de todo el Sistema Solar.

Periodista y divulgador científico nacido en Argentina. Amante de la astronomía, fundó Astronomía Online y es su editor desde el año 2002.