/Buscando a “Snoopy”: ¿Es el asteroide 2006 RH120 el módulo lunar de la misión Apollo 10?

Buscando a “Snoopy”: ¿Es el asteroide 2006 RH120 el módulo lunar de la misión Apollo 10?

Originalmente denominado 6R10DB9, un asteroide de apenas algunos metros de diámetro fue descubierto en septiembre de 2006 mientras orbitaba la Tierra como un satélite natural, capturado temporalmente por la gravedad de nuestro planeta. El objeto abandonó la órbita terreste para volver a orbitar el Sol en junio de 2007, menos de un año después de su descubrimiento. Ahora, algunos astrónomos creen que podría tratarse de la etapa de ascenso del módulo lunar “Snoopy”, lanzado hace 46 años.

Catalogado internamente con el código 6R10DB9, un asteroide con una magnitud absoluta de +30 y un diámetro de apenas 3 a 6 metros fue descubierto el 14 de septiembre de 2006 por uno de los telescopios del programa Catalina Sky Survey en Arizona, Estados Unidos. El objeto brillaba con magnitud 19 y se estaba alejando de nuestro planeta, del que se encontraba a poco más del doble de la distancia de la Luna en ese momento. A medida que se sumaron observaciones astrométricas adicionales, pudo determinarse que 6R10DB9 se había acercado en una trayectoria muy similar a la órbita de la Tierra, y su proximidad hizo que la gravedad terrestre lo capturara temporalmente como una “mini luna”.

Desde un primer momento, los astrónomos comenzaron a sospechar que 6R10DB9 era en realidad una pieza de chatarra espacial, que luego de quedar estacionada en órbita solar había regresado a las inmediaciones de la Tierra. El día siguiente a su descubrimiento, el objeto fue removido de la NEOCP (Página de Confirmación de Objetos Cercanos a la Tierra, por sus siglas en inglés) con el comentario “no es un asteroide”, normalmente usado cuando se detectan satélites artificiales durante las búsquedas de asteroides cercanos a nuestro planeta.

Simulación de la trayectoria de una "mini luna" similar al objeto 6R10DB9, temporalmente capturado como satélite por la gravedad de la Tierra entre julio de 2006 y julio de 2007. Puede verse cómo el asteroide se acerca al sistema Tierra-Luna desde la derecha siguiendo la trayectoria marcada por la línea amarilla, que se convierte en naranja y finalmente en roja cuando el objeto escapa nuevamente de la captura terrestre y retoma su órbita heliocéntrica. Los tamaños de la Tierra y la Luna no están a escala, pero el tamaño de las órbitas de la "mini luna" está dibujado a escala en relación al sistema Tierra-Luna. Créditos: K. Teramura, Universidad de Hawaii/IFA.
Simulación de la trayectoria de una “mini luna” similar al objeto 6R10DB9, temporalmente capturado como satélite por la gravedad de la Tierra entre julio de 2006 y julio de 2007. Puede verse cómo el asteroide se acerca al sistema Tierra-Luna desde la derecha siguiendo la trayectoria marcada por la línea amarilla, que se convierte en naranja y finalmente en roja cuando el objeto escapa nuevamente de la captura terrestre y retoma su órbita heliocéntrica. Los tamaños de la Tierra y la Luna no están a escala, pero el tamaño de las órbitas de la “mini luna” está dibujado a escala en relación al sistema Tierra-Luna. Créditos: K. Teramura, Universidad de Hawaii/IFA.

“Con una excentricidad geocéntrica inferior a 1, 6R10DB9 ciertamente está orbitando la Tierra”, declaró en ese entonces el astrónomo Gareth Williams, del Minor Planet Center, “aunque abandonará el sistema Tierra-Luna luego de su próximo paso cercano a la Tierra en junio”. Los cálculos de Williams mostraban que antes de ser capturado por la gravedad terrestre, 6R10DB9 estaba en una órbita de poca inclinación alrededor del Sol, con un período de alrededor de 11 meses. Ese detalle resulta típico de las trayectorias seguidas por las etapas superiores de los cohetes usados para lanzar misiones lunares e interplanetarias en las décadas de 1960 y 1970.

Un equipo internacional de astrónomos realizó observaciones fotométricas de 6R10DB9 durante cuatro noches de marzo de 2007, determinando que el objeto completaba una rotación sobre su eje cada 2 minutos 45 segundos, y su diámetro era de alrededor de 3,3 metros; este tamaño coincide de manera aproximada con el diámetro de la etapa de ascenso de los módulos lunares de las misiones Apollo. Lamentablemente, el poco brillo del objeto impidió realizar un análisis espectrografico y así determinar su composición química; al compararla con los materiales usados en la construcción de las etapas S-IVB o los módulos LEM del programa Apollo, hubiera sido posible determinar su naturaleza de manera concluyente.

Imagen de 6R10DB9 obtenida el 20 de marzo de 2007 mediante un telescopio Schmidt-Cassegrain de 0,40 metros de diámetro. La magnitud del objeto era de 19.3, por lo que fue necesaria una exposición de 17 minutos 36 segundos para poder fotografiarlo. Créditos: P. Birtwhistle, Great Shefford Observatory (J95).
Imagen de 6R10DB9 obtenida el 20 de marzo de 2007 mediante un telescopio Schmidt-Cassegrain de 0,40 metros de diámetro. La magnitud del objeto era de 19.3, por lo que fue necesaria una exposición de 17 minutos 36 segundos para poder fotografiarlo. Créditos: P. Birtwhistle, Great Shefford Observatory (J95).

El 14 de junio de 2007, antes de abandonar el sistema Tierra-Luna, 6R10DB9 pasó por última vez a una distancia mínima de nuestro planeta, aproximándose a 0,7 distancias lunares. Los científicos del JPL (Laboratorio de Propulsión a Chorro, por sus siglas en inglés) aprovecharon la oportunidad para observarlo mediante radar los días 12, 14 y 17 de junio, usando la antena de 70 metros de la NASA en Goldstone, California. Sin embargo, los resultados de esas observaciones, lideradas por el astrónomo Lance Benner, no han sido publicados hasta el momento. Consultado recientemente por Astronomía Online, el científico no quiso especular sobre la naturaleza del objeto.

Recién el 18 de febrero de 2008, diecisiete meses después de ser descubierto, cuando ya había dejado de ser un satélite temporal de nuestro planeta y se encontraba nuevamente en órbita heliocéntrica, el objeto 6R10DB9 obtuvo su designación oficial, 2006 RH120. Sin embargo, la incertidumbre sobre su origen seguía lejos de resolverse.

¿Dónde está “Snoopy”?

El 18 de mayo de 1969, la NASA lanzó la misión Apollo 10, con el objetivo de completar un ensayo general antes del primer alunizaje, y realizar además el primer testeo del Módulo de Excursión Lunar (LEM, por sus siglas en inglés) en órbita de la Luna.

El LEM estaba dividido en dos partes, la etapa de descenso y la etapa de ascenso. La etapa de descenso, en la parte inferior del módulo lunar, contenía un motor para el descenso y alunizaje. Se trataba de una estructura en forma de cruz de 3,23 metros de altura, realizada en aleación de aluminio, que con sus cuatro patas extendidas tenía un diámetro máximo de 9,45 metros. Esta etapa también contenía bahías de almacenamiento para equipos que los astronautas desplegarían en la superficie lunar, y una escalera unida a una de las patas del tren de aterrizaje, para permitir el descenso de los astronautas durante sus actividades extravehiculares.

El gráfico muestra los componentes del Módulo de Excursión Lunar (LEM), la nave que llevó a doce astronautas a la superficie de la Luna entre 1969 y 1972. La misión Apollo 10 fue la primera prueba en órbita lunar del LEM. Bautizado "Snoopy" por los integrantes de la misión, ese LEM es el único que todavía existe, al haber sido inyectado en una órbita heliocéntrica luego de su separación del módulo de comando. Créditos: NASA / Astronomía Online.
El gráfico muestra los componentes del Módulo de Excursión Lunar (LEM), la nave que llevó a doce astronautas a la superficie de la Luna entre 1969 y 1972. La misión Apollo 10 fue la primera prueba en órbita lunar del LEM. Bautizado “Snoopy” por los integrantes de la misión, ese LEM es el único que todavía existe, al haber sido inyectado en una órbita heliocéntrica luego de su separación del módulo de comando. Créditos: NASA / Astronomía Online.

La etapa de ascenso era básicamente una estructura cilíndrica de aluminio, de 4,29 metros de diámetro y 3,75 metros de altura. Durante su tiempo en la superficie, la tripulación viviría y operaría dentro de esa sección de la nave. Cuando llegara el momento de abandonar la superficie lunar, la etapa de descenso serviría como plataforma de lanzamiento para la etapa de ascenso, que encendería su propio motor para ascender hasta una órbita baja lunar. Allí se acoplaría con el módulo de servicio y comando (CSM), que llevaría a los astronautas de regreso a la Tierra.

Durante una de las reuniones de planeamiento anteriores a la misión Apollo 10, el equipo de dinámica de vuelo había recomendado que la tripulación ejecutara una secuencia específica de maniobras para asegurarse de que ambos vehículos no volvieran a entrar en contacto entre sí tras desacoplarse. Sin embargo, los astronautas consideraban que con la separación sería suficiente. De acuerdo a los registros de vuelo, los astronautas ingresaron al CSM y se desacoplaron de la etapa de ascenso de “Snoopy” en órbita lunar el 24 de mayo de 1969, poco antes de encender el motor del módulo de comando que los inyectaría en una trayectoria de regreso a nuestro planeta.

El túnel entre el módulo de comando y la etapa de ascenso del módulo lunar no estaba despresurizado, y cuando hicieron explotar los tornillos pirotécnicos que iniciarían la separación de ambas naves, el aire del túnel empujó a la etapa de ascenso rápidamente fuera de su vista. La tripulación del CSM, compuesta por Thomas Stafford, Eugene Cernan y John Young, filmó la separación de ambas naves usando una cámara de 16 milímetros. En las imágenes puede verse que tras desacoplarse, en cuestión de segundos, la etapa de ascenso de “Snoopy” desaparece en el resplandor del Sol, ubicado directamente por detrás del módulo lunar.

La etapa de ascenso del módulo "Snoopy", fotografiada momentos antes de volver a acoplarse con el módulo de comando en órbita tras su descenso hasta unos 15,6 kilómetros de la superficie lunar. La imagen fue obtenida a través de una de las ventanas del módulo de comando por el astronauta John Young. Créditos: NASA.
La etapa de ascenso del módulo “Snoopy”, fotografiada momentos antes de volver a acoplarse con el módulo de comando en órbita tras su descenso hasta unos 15,6 kilómetros de la superficie lunar. La imagen fue obtenida a través de una de las ventanas del módulo de comando por el astronauta John Young. Créditos: NASA.

Dado que los astronautas ni siquiera pudieron volver a ubicar a “Snoopy”, no se puso en práctica la secuencia sugerida por los ingenieros. Una vez separadas ambas naves, el motor de la etapa de ascenso del módulo lunar fue encendido hasta agotar su combustible, con el objetivo de colocarlo en una órbita heliocéntrica, es decir, alrededor del Sol. Las comunicaciones con la nave se mantuvieron hasta la descarga de sus baterías, que ocurrió doce horas después.

Una reliquia de la época dorada de la NASA

La etapa de ascenso del módulo lunar de la misión Apollo 10 es el único componente de una misión tripulada a la Luna que todavía sigue en el espacio. Todos los módulos de comando de las misiones Apollo regresaron a la Tierra, mientras que los demás LEMs reingresaron en la atmósfera terrestre (en el caso de las misiones Apollo 9 y 13) o bien impactaron de manera deliberada o eventual en la superficie lunar (Apollo 11-12 y 14-17).

Por eso, en 2011 un equipo liderado por el astrónomo amateur inglés Nick Howes y los italianos Ernesto Guido y Giovanni Sostero decidió iniciar una búsqueda sistemática de “Snoopy”. El principal problema era que los astrónomos carecían de los parámetros necesarios para calcular la trayectoria del módulo lunar desde 1969 hasta el presente con la precisión necesaria. En principio se pusieron en contacto con algunos integrantes originales del control de las misiones Apollo, a fin de obtener toda la información posible. Por otro lado, el experimentado ingeniero Mike Loucks, que ya había trabajado en la reconstrucción de la trayectoria de varias misiones históricas, comenzó a colaborar con el proyecto. Loucks calculó varias soluciones diferentes para la trayectoria de “Snoopy”, yendo unas 50 años hacia atrás y tomando en cuenta distintas perturbaciones que podrían haber modificado su órbita.

Recientemente, un usuario del servicio online Asteroid Zoo notó que las efemérides de la SBDB (Base de datos de cuerpos menores, por sus siglas en inglés) del JPL ubicaban al asteroide 2006 RH120 pasando cerca de la Tierra el 3 de mayo de 1969, es decir, apenas tres semanas antes de la llegada de “Snoopy” a la órbita lunar. Teniendo en cuenta la gran cantidad de factores que sin duda alteraron ligeramente la órbita del módulo a lo largo de cuatro décadas, no resulta descabellado pensar que en realidad se trata del mismo objeto.

Si se confirma que 2006 RH120 es en realidad la etapa de ascenso del módulo “Snoopy”, no será el primer caso en que el origen de un asteroide cercano a la Tierra termina siendo confirmado como hardware de una misión espacial. El asteroide J002E3, descubierto el 3 de septiembre de 2002, fue finalmente identificado como el S-IVB-507, la tercera etapa del cohete Saturno V que llevó a los astronautas de la misión Apollo 12 a la Luna. En su momento, la intención de los controladores de la NASA fue inyectar la etapa en una órbita heliocéntrica permanente. Sin embargo, la etapa quedó en una órbita aparentemente inestable, que la llevó a abandonar las proximidades de la Tierra en 1971 para volver a acercarse 31 años después.

Imagen de la etapa S-IVB-512 del cohete Saturno V usado durante la misión Apollo 17, momentos después de haberla descartado luego de la maniobra de inyección translunar. El asteroide J002E3, descubierto el 3 de septiembre de 2002, fue identificado como el S-IVB-507, la tercera etapa del cohete Saturno V que llevó a los astronautas de la misión Apollo 12 a la Luna, y cuyo aspecto es idéntico al de la fotografía. Créditos: NASA.
Imagen de la etapa S-IVB-512 del cohete Saturno V usado durante la misión Apollo 17, momentos después de haberla descartado luego de la maniobra de inyección translunar. El asteroide J002E3, descubierto el 3 de septiembre de 2002, fue identificado como el S-IVB-507, la tercera etapa del cohete Saturno V que llevó a los astronautas de la misión Apollo 12 a la Luna, y cuyo aspecto es idéntico al de la fotografía. Créditos: NASA.

Otro caso célebre se dio en noviembre de 2007, cuando se descubrió un asteroide cercano a la Tierra al que se llegó a designar oficialmente como 2007 VN84. Pocos días más tarde se descubrió que se trataba de la sonda europea Rosetta, que se acercaba a nuestro planeta para realizar un segundo sobrevuelo cercano en camino hacia el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko.

La identificación definitiva de 2006 RH120 como el módulo “Snoopy” constituiría un logro significativo, dada la potencia de los telescopios necesarios para observar, seguir e identificar al objeto, y el poder computacional requerido para extrapolar las perturbaciones de su órbita a lo largo de más de 40 años.

El próximo encuentro de 2006 RH120 con la Tierra se dará en agosto de 2028, cuando pasará cerca de nuestro planeta a una velocidad relativamente baja, de 136 metros por segundo (490 kilómetros por hora). En caso de confirmarse que se trata de “Snoopy”, la NASA ha expresado interés en la posibilidad de enviar astronautas a su encuentro. El atractivo científico de semejante misión radica en la oportunidad única de obtener muestras de los materiales del módulo, expuestos durante décadas a los impactos de micrometeoroides, el viento solar y la radiación cósmica, para su análisis en laboratorios terrestres.

Fuentes consultadas: Asteroid Zoo | NASA | LPI/USRA | SBDB/JPL | Astronomy & Astrophysics | NHATS | IFA/Universidad de Hawaii | Sky & Telescope | Mike Loucks/The Astrogator’s Guild

Periodista y divulgador científico nacido en Argentina. Amante de la astronomía, fundó Astronomía Online y es su editor desde el año 2002.