Viernes 18 de enero de 2019, 02:10 (TU)

Observan el disco protoplanetario en torno a la estrella HL Tauri

Una nueva imagen obtenida por el complejo de radiotelescopios ALMA en el desierto de Atacama, Chile, revela detalles extraordinarios que nunca antes se habían detectado en un disco de formación planetaria alrededor de la joven estrella HL Tauri, situada a unos 450 años luz de nuestro planeta.

Se trata de las primeras observaciones que ha realizado ALMA en su configuración casi completa, y las más precisas hechas hasta ahora en longitudes de onda submilimétricas. “La mayoría de lo que sabemos hoy en día sobre la formación de planetas se basa en la teoría. Hasta ahora, sólo era posible obtener imágenes con este nivel de detalle gracias a simulaciones de computadora”, declaró Tim de Zeeuw, el director general del ESO (Observatorio Europeo del Sur, por sus siglas en inglés).

hl-tauri-alma-2
Esta imagen muestra el disco protoplanetario que rodea a la estrella HL Tauri, y es la de más alta resolución obtenida mediante el complejo de radiotelescopios ALMA hasta ahora, superando incluso a las imagenes obtenidas por el Telescopio Espacial Hubble en las longitudes de onda de la luz visible. Las observaciones de ALMA revelaron estructuras nunca antes vistas en el interior del disco, e incluso las posibles posiciones de algunos protoplanetas, formándose en las regiones oscuras. Créditos: ALMA (ESO/NAOJ/NRAO).

Las estrellas jóvenes como HL Tauri nacen en el interior de inmensas nubes de gas y polvo, en regiones que colapsan bajo los efectos de su propia gravedad. Este proceso genera núcleos más densos y a mayor temperatura que el gas circundante, en cuyo interior se terminan produciendo reacciones nucleares. Inicialmente, estas estrellas recién nacidas quedan envueltas en un disco formado por el gas y polvo remanente que orbita a su alrededor.

Al colisionar entre sí las partículas de polvo comienzan a aglutinarse, formando inicialmente grumos del tamaño de un grano de arena. El proceso no se detiene allí, y sigue generando acumulaciones de material cada vez más grandes. Con el paso del tiempo, en el interior del disco pueden llegar a formarse asteroides, cometas e incluso protoplanetas. Esto termina de romper el frágil equilibrio de la materia en el interior del disco, creando anillos, brechas y agujeros como los que pueden apreciarse en las estructuras observadas por ALMA.

Sin embargo, el disco protoplanetario de HL Tauri parece estar mucho más desarrollado de lo que podría esperarse por la edad del sistema. “HL Tauri no tiene más de un millón de años, y sin embargo su disco ya parece estar lleno de planetas en formación. Por sí sola, esta imagen va a revolucionar las teorías actuales de formación planetaria”, indicó la astrónoma Catherine Vlahakis, investigadora principal de la campaña de larga base de ALMA.

La observación de discos protoplanetarios en torno a otras estrellas resulta esencial para comprender cómo se formó el Sistema Solar. Las primeras etapas de la formación de planetas alrededor de HL Tauri pueden mostrarnos cómo era nuestro propio sistema planetario durante sus inicios, hace más de 4.000 millones de años.

Estos nuevos resultados obtenidos por ALMA sugieren que el proceso de formación planetaria podría ser más rápido de lo que se pensaba hasta ahora. Se trata de un enorme paso adelante en la observación de cómo se desarrollan los discos protoplanetarios, y complementa las observaciones de nubes moleculares realizadas anteriormente desde sus instalaciones.

Fuentes consultadas: ESO