Sábado 25 de mayo de 2019, 01:16 (TU)

Cielo inconmensurable: crean el primer mapa del supercúmulo Laniakea, nuestro lugar en el Universo

Nuestro sistema solar se encuentra en el denominado brazo de Orión, uno de los brazos espirales de nuestra galaxia, la Vía Láctea. A su vez, nuestra galaxia forma parte de un conglomerado de más de 50 galaxias al que se denomina el Grupo Local. Hasta el momento, se consideraba que el Grupo Local era parte de una concentración de más de 1000 galaxias, denominada Supercúmulo de Virgo, con una extensión de más de cien millones de años luz.

Sin embargo, en un nuevo estudio publicado en la revista Nature, un equipo de astrónomos liderado por el estadounidense Brent Tully, de la Universidad de Hawaii, creó un mapa de miles de galaxias en las inmediaciones de la Vía Láctea, y descubrió que nuestra galaxia es en realidad parte de un supercúmulo mucho más grande, del cual el Supercúmulo de Virgo es apenas un lóbulo menor. Denominado Laniakea, que en hawaiano significa «cielo inconmensurable», este verdadero supercúmulo tiene un diámetro de alrededor de 500 millones de años luz y contiene unas 1000 billones de veces la masa del Sol.

Gráfico del supercúmulo Laniakea y sus inmediaciones. Cada punto blanco representa una galaxia; las regiones de color rojo tienen un mayor número de galaxias, mientras que las de color azul representan "burbujas", espacios vacíos con pocas galaxias. Las líneas blancas representan las trayectorias a través de las cuales las galaxias se mueven hacia el centro de masa de Laniakea. Se indica la ubicación de la Vía Láctea, cerca del borde derecho del supercúmulo, y algunos de los supercúmulos circundantes. Créditos: Brent Tully / Nature / CEA Saclay, Francia.
Gráfico del supercúmulo Laniakea y sus inmediaciones. Cada punto blanco representa una galaxia; las regiones de color rojo tienen un mayor número de galaxias, mientras que las de color azul representan «burbujas», espacios vacíos con pocas galaxias. Las líneas blancas representan las trayectorias a través de las cuales las galaxias se mueven hacia el centro de masa de Laniakea. Se indica la ubicación de la Vía Láctea, cerca del borde derecho del supercúmulo, y algunos de los supercúmulos circundantes. Créditos: Brent Tully / Nature / CEA Saclay, Francia.

El equipo de Tully utilizó radiotelescopios para estudiar los movimientos de unas 8000 galaxias en nuestro vecindario cósmico. Dado que el Universo se ha estado expandiendo desde el Big Bang, alejando a todas las galaxias entre sí, los astrónomos utilizaron el corrimiento al rojo en las ondas de radio provenientes de cada una de las galaxias observadas para identificar y descartar los efectos de la expansión cósmica. Así, pudieron aislar los movimientos debidos exclusivamente a la atracción gravitatoria y medir sus velocidades relativas, creando un mapa de las trayectorias por las que se desplazan las galaxias. En el centro de Laniakea existe una región especialmente densa, denominada «Gran Atractor» que que los astrónomos ya conocían, y que está empujando a la Vía Láctea y muchas otras galaxias hacia ella.

Analizando la velocidad de cada una de las galaxias observadas, los astrónomos pudieron determinar los límites de Laniakea, además de identificar otros supercúmulos gigantes a su alrededor, denominados Shapley, Hercules, Coma y Perseus-Pisces.

Fuente: Nature